Ritratto del doge Leonardo Loredan

Giovanni Bellini, h. 1501-02. The National Gallery (London)
Óleo sobre tabla

61,6 x 45,1 cm. 
Sin duda, una de las pinturas más impactantes de la National Gallery. Como sucede en bastantes ocasiones, no hay fotografía que haga justicia a la obra.
La capa y el sombrero en punta, tejidos con damasco, contrastan con el hiperrealismo del rostro, de clara influencia flamenca. Leonardo Loredan ocupa el 75º lugar en la lista de los duces de Venecia y con él la Reppublica alcanzó su máxima expansión por tierra. Es el primero de los tres que gobernarán la ciudad con el apellido Loredan.
Este retrato es uno de los primeros de un dux en ejercicio que se realizaba de frente, ya que la tradición reservaba esta vista para los temas sagrados. De hecho, veamos como es así en otro retratos suyos. Comenzamos por esta Madonna con bambino in trono tra San Marco, San Giovanni Battista e il Doge Leonardo Loredan:


Vicenzo Catena, 1505. Museo Correr (Venezia)
Óleo sobre tabla

145 x 138,9 cm. 

Obsérvese como, a pesar de ser una obra de la misma época, sólo el dux mira de perfil. En la Sala degli Scarlatti, en el apartamento del Palacio Ducal de Venecia, antecámara en su día para los consejeros ducales, de cuyas togas color púrpura tomó su nombre, hay una pala sobre madera como ésta. En esa misma estancia, sobre una de las puertas se puede contemplar un relieve de piedra de ámbito lombardo: Madonna adorata dal doge Leonardo Loredan e santi:
Otro de sus retratos típicos se encuentra en la Sala Erizzo, también en el apartamento del Palacio Ducal. También tiene sus copias, como ésta, perteneciente a la colección de Guglielmo Lochis:
Atribuído a Vittore Carpaccio, 1501-03. Accademia Carrara (Bergamo)
Óleo sobre tabla

67,7 x 50,6 cm.
Sin embargo, Bellini no fue el único en retratar al dux de frente, como podemos ver en esta Allegoria della Lega di Cambrai:

Jacopo Palma il Giovane, 1590-1595. Sala del Senato  Palazzo Ducale (Venezia)
Óleo sobre tabla

No ha sido posible determinar las dimensiones de la obra 
La tumba de este personaje, está como no, en San Zanipolo, a la derecha del altar mayor. Las cuatro estatuas de los lados y los bajorrelieves son de Danese Cattaneo, discípulo de Jacobo Sansovino. Las estatuas representan a Venecia (izquierda), la liga de Cambrai -contra la que el dux combatió- (derecha) y, entre las columnas se hallan las alegorías de la Paz y la Abundancia.
La estatua central, la del dux, fue realizada poe Girolamo Campagna, cuyo maestro fue el propio Cattaneo.
Girolamo Campagna y Danese Cattaneo, 1572. Basilica dei Santi Giovanni e Paolo (Venezia)
Mármol
No ha sido posible determinar las dimensiones de la obra
También se conserva un busto suyo en el Panteon Veneto, situado en el Palazzo Loredan, situado en Campo Santo Stefano.
Mármol
No ha sido posible determinar las dimensiones de la obra
Probablemente, el entorno de Danese Cattaneo produjo este otro busto:
Anónimo, siglo XVI. Birmingham Museum of Art
Terracota
No ha sido posible determinar las dimensiones de la obra

Battaglia di San Romano (La batalla de San Romano)



Paolo Uccello, h. 1438. The National Gallery (London)
Temple sobre tabla

182 x 320 cm. 
Es difícil hacerse una idea de como era este tríptico cuando lo realizó Paolo di Dono (Uccello -el pájaro- es el apodo que se ganó el italiano, según Vasari, por su desmedido interés en la perspectiva). Completado pocos años después de la batalla que enfrentó el 1 de junio de 1432 a los florentinos, encabezados por Niccolò da Tolentino, (el personaje que lleva el sombrero de damasco en rojo y oro) con las tropas de Siena (lideradas por Bernardino della Ciarda), que puso fin a la guerra que enfrentaba a Florencia con Lucca y sus aliados, sus tablas estaban  originalmente rematadas en arco para ajustarse a un techo abovedado en la casa de Lionardo Bartolini, supervisor del Consejo de los Diez que había dirigido la guerra. En el caso de la tabla de la National Gallery, las limpiezas realizadas durante el siglo XIX han ido restando color a los rostros y los paisajes, a la vez que han dotado a los caballos de un aire artificial. Las armaduras, representadas con minuciosa fidelidad, estaban decoradas con pan de plata, lo que las daba un aspecto brillante y reluciente que hoy no se puede observar, ya que el paso de tiempo ha apagado ese efecto, aunque algo queda de ello en una de las pinturas.


Paolo Uccello, h. 1438. Galleria degli Uffizi (Firenze)
Temple sobre tabla

182 x 320 cm. 

Más tarde, las tablas se serraron en rectángulos y se trasladaron a los aposentos de Lorenzo el Magnifico, en la planta baja del palacio de los Médicis. Como la composición recuerda a un tapiz medieval, Lorenzo de Médicis, que para su boda organizó torneos, es seguro que no pudo resistirse a la contemplación de esta obra. 


Se suelen nombrar como Niccolò da Tolentino alla testa dei fiorentini (Londres), Disarcionamiento di Bernardino della Ciarda (Florencia), e  Intervento decisivo a fianco dei fiorentini di Michele Attendolo (Paris). La tercera tabla es la única firmada y posiblemente se realizara con posterioridad a las otras dos.



Paolo Uccello, h. 1438-40.  Musée du Louvre (Paris)
Temple sobre tabla

182 x 317 cm. 

(Intervento decisivo a fianco dei fiorentini di Michele Attendolo fue publicada en Arte a las ocho por primera vez el 18/11/13;  Battaglia di San Romano fue sugerida por K.)


El pintor se había formado en el taller de Ghiberti, lo que sin duda influyó en la forma de dibujar las figuras, especialmente las de los caballos. Se puede apreciar la gran cantidad de detalles que Uccello introdujo para conseguir una perspectiva con varios puntos de fuga. Son habitualmente reseñados los escorzos del soldado muerto, en la parte inferior derecha de la tabla de la National Gallery, o el del casco de la parte central en la misma tabla. La posición de los caballos de la tabla de los Ufizzi también está muy estudiada, así como las de los fragmentos de lanzas que se hayan dispuestos por el suelo del campo de batalla. Su gran amigo Donatello se burlaba cariñosamente de estas invenciones.


La dispersión de las tablas ha hecho que, desde que pude observar la de los Ufizzi hasta que he podido completar la serie en Londres, hayan transcurrido casi la friolera de seis años. En particular, el Disarcionamiento  se ha restaurado desde que tuve la fortuna de verla. Los entendidos dicen que la del Louvre es la tabla que ha perdurado en mejores condiciones. Pues bien, a pesar de ello, ha sido la tabla de la National Gallery la que mas me ha impactado.

The Wilton Diptych (El Díptico Wilton)

Anónimo, h. 1395-99. The National Gallery (London)
Temple sobre tabla

53 x 37 cm. cada ala
Resulta difícil no quedar fascinado por este refinado retablo cuando uno lo tiene delante de sus narices. Su delicadeza, su colorido, emociona nada más verlo. El primer monarca inglés que insistió en ser llamado «real majestad» recibe la divisa de Inglaterra de un grupo celestial, cuyos ángeles portan su emblema personal, un ciervo blanco.


Extraordinaria. 

Santas Justa y Rufina (VIII)


Antonio María Esquivel, 1844. Museo del Romanticismo (Madrid)

Óleo sobre lienzo

218,5 x 139,5 cm.
Con Justa a punto de expirar, el sevillano prefiere centrar la atención en el dramatismo de la situación de este gigantesco lienzo. Antonio Maria Esquivel es el pintor romántico español mas significativo. Su obra Los poetas contemporáneos. Una lectura de Zorrilla en el estudio del pintor cada vez va tomando mas y mas fama. 


Antonio María Esquivel, 1846. Museo del Prado (Madrid)

Óleo sobre lienzo

144 x 217 cm.

En Sevilla me llamó la atención su Retrato de Saturnina Moso Villanueva. Tiene algo que no sé describir, pero la imagen cautiva de inmediato.


Antonio María Esquivel, 1845. Museo de Bellas Artes de Sevilla

Óleo sobre lienzo

125,5 x 93 cm.

Stilleven rond een bord met uien (Naturaleza muerta alrededor de un plato con cebollas)

Vincent van Gogh, 1889. Kröller-Müller Museum (Otterlo)
Óleo sobre lienzo

60 x 49 cm.

Dispuso sobre la mesa todo lo que tenía: cebollas, su pipa, una vela encendida, una cerilla consumida sobre una carta de su hermano Theo (en la que le anunciaba su matrimonio) y el Manuel annuarie de la santa, ou médecine et pharmacie domestiques, de François Vincent Raspail, una guía médica bastante popular del año 1897, uno de cuyos remedios recomendados contra la rabia eran las cebollas. 

No es frecuente utilizar las naturalezas muertas para expresar sentimientos de este tipo.